Las sodas y las dietasLas sodas y las dietas

bajar-de-peso1Cuando hablamos del tema dieta siempre pensamos en el consumo no sólo de nutrientes , frutas, vegetales, etc., también pensamos en tomar las bebidas gaseosas que acostumbramos a tomar cada día y de las que nos vemos imposibilitados de sustraernos a su sabor. No existe una merienda, cena, reunión entre amigos o un simple refrigerio que no lleve consigo una soda.

Por ello, desde hace muchísimos años se comenzó en el mundo la producción de refrescos que no contengan calorías, porque de lo que sí estamos seguros es de que todos, en mayor o menor medida, nos hacen engordar con el tiempo.

Es verdad que las llamadas bebidas dietéticas engordan menos o mejor dicho, consumes menos calorías, pero con respecto a esto existen una gran cantidad de teorías en pro y en contra del uso y abuso de las bebidas dietéticas.

Ellas contienen una serie de sustancias como agua carbonatada, colorante de caramelo, aspartamo, ácido fosfórico, citrato de potasio, sabores naturales, ácido cítrico y cafeína.

Algunas de estas sustancias las conocemos pero otras nos son totalmente ajenas, como por ejemplo el aspartamo, producto descubierto en la década del 60 comenzó su utilización comercial en los 80, es más dulce que el azúcar común. Existen diferentes teorías con respecto a su uso, unos dicen que es inocua a la salud pero plantean un nivel de consumo diario y otros plantean que si ingestión puede llegar a producir metanol por el propio organismo, pero las cantidades que habría que ingerir para que esto ocurra son muy superiores a las dosis diarias que cualquier persona, por muy adicta a la soda que sea, puede consumir. Los expertos plantean estas dosis en 40 mg/kg de peso corporal. Así también se dijo que podría padecer un futuro cáncer, pero se demostró que no existe un vínculo entre ellos, por lo que se plantea que su consumo es seguro como edulcorante para el cuerpo humano.

El color de caramelo está dado por un proceso que lleva la miel de maíz o la caña de azúcar y también se piensa que la presencia de 4-methylimidazole puede asociarse con algunas enfermedades mortales.

El ácido fosfórico cuyo uso en las bebidas está presente para fijar el sabor, en la forma que se añade a las sodas se dice que erosionan la dentadura y el esmalte de los dientes, también puede padecer cálculos en los riñones.

Como vemos hay una serie de criterios controversiales con respecto a las bebidas dietéticas, lo cierto es que no debemos consumirla en grandes cantidades al día, busquemos otras formas de refrescarnos.

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *