La dieta de la alcachofa

La alcachofa es un alimento con increíbles propiedades muy beneficiosas tanto para nuestro peso como para nuestra salud, entre otras cosas es un buen diurético por lo que nos ayudará a perder líquidos y además nos ayudará a eliminar los excesos de azúcares y grasas que consumamos.

La dieta de la alcachofa se basa en seguir una dieta donde se incluye principalmente este alimento, si la realizamos correctamente podremos llegar a perder varios kilos que nunca más volverán, al contrario que con otros tipos de dietas.

Si estás interesada en conocer la dieta de la alcachofa, a continuación te indicaremos cómo hacerla.

la dieta de la alcachofa

La dieta de la alcachofa para bajar de peso

Debemos de seguir esta dieta durante un periodo aproximado de unos 3-4 días, por cada día que la sigamos lograremos perder 1kg de media, por lo que al final de la dieta tendremos unos 3-4 kg menos dependiendo de su duración. El menú de la dieta de la alcachofa es el siguiente:

  • Desayuno – Zumo de 1 naranja mediana recién exprimido, dos rebanadas de pan de centeno con crema de alcachofa untada.
  • Almuerzo – Una manzana ácida mediana, una taza de arroz vaporizado cocido junto a dos alcachofas.
  • Merienda – Dos yogures o un vaso de leche desnatada.
  • Cena – Alcachofas a la plancha (cantidad deseada), una rebanada pequeña de pan integral y un pedazo de queso de burgos desgrasado.

Beneficios de la alcachofa para la salud

Si también quieres conocer sus efectos sobre la salud, son los siguientes:

  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Ayuda a reducir la retención de líquidos y a eliminar la celulitis.
  • Ayuda a los riñones a limpiar la sangre.
  • Reduce la tensión arterial.
  • Ayuda a mejorar nuestro metabolismo hepático.

¿Qué pasa si realizo la dieta de la alcachofa para bajar de peso demasiado tiempo?

Como hemos mencionado anteriormente no debes seguir esta dieta durante un periodo superior a 4 días y debes descansar al menos 4 semanas antes de volver a realizarla.

En el caso de que no respetemos estas pautas podremos tener problemas tales como insomnio, irritabilidad, gastroenteritis, cansancio, mareos… todo esto es debido principalmente a un bajísimo consumo de calorías, así que ten cuidado.

Es por ello que este tipo de dietas no es recomendable para aquellas mujeres embarazadas o que estén dando de mamar; Tampoco es recomendable para adolescentes o para aquellas personas que tengan algún tipo de enfermedad grave o para aquellas personas que sufran de diabetes.

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *