El desayuno, aliado para bajar de peso

bajar de peso 1Es en las horas de la mañana cuando nuestro metabolismo se incrementa drásticamente, por eso es la hora que más se recomienda para aprovechar los beneficios de bajar de peso. Al aumentar el metabolismo basal el cuerpo consume más cantidad de calorías, que combinadas con ejercicios cardiovasculares, propiciará la movilización de grasas necesarias para la obtención de energía que el organismo demanda.

Por eso desde tiempos centenarios se ha aconsejado como la comida más necesaria del día el desayuno. Con el desayuno incorporamos todos los nutrientes necesarios para las actividades físicas e intelectuales que deberemos enfrentar el resto de nuestra jornada.

Es en el desayuno el momento de ingerir los alimentos, más nutritivos, incluso podemos darnos algún gusto una vez a la semana, para saciar el deseo en medio de nuestra dieta para bajar de peso,  siempre en relación a la actividad que realizaremos.

Hazte un desayuno que te sacie, pero sin salirte de las reglas más importantes para lograr, junto a los ejercicios bajar de peso.

  1. Lo más importante es incorporar al desayuno todos los grupos de alimentos que contengan proteínas, grasa no saturadas, minerales, vitaminas, hidratos de carbono.
  2. En el desayuno puedes incorporar huevos, preferiblemente hervidos, tortas de maíz sin rellenos llenos de grasa y alimentos fritos. Jugos y frutas frescas, preferiblemente las últimas. Cereales sin azúcar, cremas, chocolates. Puedes desayunar también pan o galletas integrales, sin añadirles jaleas ni mantequilla. Una fina lasca de queso blanco bajo en grasa de tipo casero también puedes incorporarlo.
  3. Nunca desayunes, o en cualquier otro momento de día, te llenes, sáciate, pero no infles tu estómago con alimentos, no es bueno para la digestión, para el funcionamiento de tu organismo, te da sueño y re enlentece tu actividad física y mental.
  4. Si pudieras desayunar acompañado por familiares y/o amigos es mucho mejor, mientras compartimos y dialogamos dejamos de tener en el centro la necesidad desmedida de comer.

 

1 Comentario
  1. Paola
    Mayo 2, 2014 | Responder

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *