Adelgazar con ejercicios

perder barrigaAunque no muchos lo saben, de entre todas las maneras que existen para bajar de peso, adelgazar con ejercicios es la más aconsejable pues el proceso se produce sin afectar el aparato óseo, imprescindible para el buen funcionamiento del organismo.

En este artículo podrás encontrar algunas prácticas físicas sencillas que puedes realizar para adelgazar y que han resultado muy efectivas a lo largo del tiempo. Es importante recordar que su éxito depende fundamentalmente de la constancia, así que a partir de ahora debes ser muy responsable.

Mejores ejercicios para adelgazar

Si has decidido adelgazar con ejercicios, debes comenzar por las caminatas. Pues sí, caminar 30 o 40 minutos  diariamente es el mejor ejercicio que puedas escoger para reducir tu peso corporal. Puedes irte o volver del trabajo caminando, o simplemente variar cada día, un paseo, una salida que realices sin vehículo, etc.

Cada día toma una estera y realiza ejercicios abdominales durante 20 minutos. Es mejor variarlos para no aburrirse y para que se trabajen distintas áreas de esta zona. Estas prácticas ayudan a quemar calorías y nos dotan de un abdomen liso y atractivo.

Un ejercicio complementario en este proceso de bajar de peso son las cuclillas, realiza 12 diariamente para fortalecer los músculos de las piernas y rodillas.

Para adelgazar la zona de los brazos, se recomienda nadar o realizar pesas que fortalezcan los músculos y quemen la grasa sobrante. Otros deportes como el tennis o el baloncesto ayudan en este sentido.

Otra zona importante son los glúteos, que muchas veces se notan pasados de peso. En este caso puedes practicar la subida de escaleras. Es un ejercicio que puedes incorporar en tu vida cotidiana sin necesidad de planificar: en lugar de usar el ascensor en casa, trabajo o cualquier otro centro, sube por las escaleras.

Adelgazar con ejercicios puede ser muy simple si te ejercitas todos los días con estas prácticas físicas sencillas, pero que ayudan considerablemente a reducir el peso de nuestro cuerpo. ¡Manos a la obra!

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *